637 681 088
Whatsapp
966 356 024
Teléfono
Slider

¡Qué no te sorprendan las arrugas! Aprende los cuidados que necesitas.

La mejor manera de combatir las líneas de expresión y marcas en la piel es prevenirlas. Aquí te contamos como debes cuidarte en cada etapa de la vida.

CUÍDATE SIEMPRE DEL SOL

Aunque el sol nos aporte un bonito bronceado, sensación de buen humor y vitamina D, la excesiva exposición al sol es muy nociva y más si no llevamos ninguna protección solar. La piel tiene un proceso natural de envejecimiento que inicia desde el día que nacemos. Además del proceso natural, también está el deterioro que se produce por estar expuestos al sol, que es el foto envejecimiento.
Usa protector solar todos los días debes tenerlo por rutina de cuidado de tu piel, no sólo por estética para evitar el envejecimiento sino porque el sol es uno de los factores que más lo acelera, hazlo también por una cuestión de salud de toda tu familia.

PROHIBIDO FUMAR

Fumar envejece la piel. Así que aunque fumes poco, el cigarrillo te dañara la piel, sin lugar a dudas es un fiel reflejo de nuestro estado de salud. Más de 60 sustancias nocivas procedentes de los cigarrillos contribuyen a crear lo que se denomina cara del fumador, una serie de características que muestran el deterioro que el tabaco provoca en la piel como: arrugas profundas, aspecto demacrado, huesos prominentes, piel grisácea, hasta cambia el color de los dientes se tornan amarillos

COME SANO Y BEBE MUCHA AGUA

Una alimentación sana y equilibrada es fundamental para la salud de la piel. Debemos alimentarnos lo más sano posible comiendo muchas frutas y verduras, y teniendo un balance entre carnes rojas, blancas y pescado. El consumo de agua es muy importante, porque la piel necesita de líquidos para hidratarse y estar sana. Si la piel no tiene agua suficiente se seca y pierde elasticidad, es por eso que la alimentación es esencial a la hora de mantener nuestra piel más joven. A comer mucha fruta verdura y tomar bastante agua

LIMPIA E HIDRATA LA PIEL

Hematólogos y profesionales de la belleza recomiendan tres pasos fundamentales y muy importantes para cuidar de la piel de tu rostro: limpiar, tonificar e hidratar durante el día y limpiar, tonificar y nutrir por la noche. Si eres constante en seguir estos pasos, lograras tener una piel radiante, sedosa e hidratada.
Toma como hábito el uso diario de cremas hidratantes. Y no te olvides de consultar a tu terapeuta cuál es la mejor para tu piel, y cómo aplicarla.
Hay cinco tipos diferentes de piel que son: normal, mixta, grasa, seca y deshidratada, así que puede ser que una crema le funcione muy bien a una amiga, pero puede no tener el mismo efecto en ti, por eso es mejor consultar con los profesionales.

LOS CUIDADOS SEGÚN LA EDAD

De los 20 a los 30: 
Lo que necesita tu piel es simplemente una correcta limpieza y una hidratación constante. En la actualidad, es muy conveniente añadir a tu rutina un protector solar, o bien, escoger una hidratante con filtros solares, pero te aconsejamos siempre asesorarte por profesionales.
De los 30 a los 40: 
Lo que le ocurre a nuestra piel a partir de los 30 es que se empiezan a manifestar los primeros signos del envejecimiento, pérdida de elasticidad, menos luminosidad, se ve algo más deshidratada e incluso la coloración de la piel ya no se ve tan uniforme. A este paso es muy importante: La limpieza, la hidratación y la protección.
De los 40 a los 50: 
Las arrugas gestuales son muy marcadas y comienzan a aparecer arrugas peri-labiales. Hay pérdida de firmeza y flaccidez.
También comienza la pérdida de volumen, la sequedad y aparecen más manchas por foto daño. Además, cuando se llega a la menopausia, la piel sufre por los cambios hormonales, especialmente la falta de estrógenos, y suele tener dificultad para retener el agua necesaria para su hidratación, por lo que está más seca, opaca y sin vida.
Tratamiento Manchas

Pin It on Pinterest

Share This